Home / KrazyNews / Salud / Síndrome de Cotard las personas que lo padecen piensan que están muertos

Síndrome de Cotard las personas que lo padecen piensan que están muertos

Síndrome de Cotard – Están convencidos que están muertos

El doctor Steven Laureys estaba en su despacho de la Universidad de Lieja, en Bélgica, cuando recibe una llamada de su secretaria. “Es realmente importante que venga a hablar con este paciente”, le dice muy agitada. “Me está diciendo que está muerto”.

Síndrome de Cotard_01_full

El paciente se llama Graham, tiene 48 años y un buen día en el 2004 se levantó de la cama con la convicción de que había fallecido. Unos meses antes había intentado electrocutarse, metiendo un cable de luz en la bañera, y ese episodio le provocó una depresión que desembocó en lo que se conoce como Síndrome de Cotard.

Los pacientes con este síndrome, descubierto por Jules Cotard a finales del siglo XIX, están convencidos de que están muertos y en ocasiones se dejan morir de hambre por ausencia total de estímulos y movimientos. En el caso de Graham, acudió a su médico con la convicción de que su cerebro había muerto tras el intento de suicidio.

“Es difícil de explicar”, asegura. “Me siento como si mi cerebro ya no existiera. Les insistía a los médicos que las pastillas no iban a funcionar porque yo ya no tenía cerebro. Me lo freí en la bañera”. Su estado alcanzó tal extremo que Graham salió un día de su casa y se dirigió al cementerio para quedarse. “Solo sentía que debía estar allí”, explica. “Era lo más cerca que podía estar de la muerte”.

Síndrome de Cotard_02_full

El caso llegó hasta Adam Zeman (de la Universidad de Exeter en el Reino Unido), y Steven Laureys (de Lieja), quienes le sometieron a una prueba de imagen cerebral para ver qué estaba pasando en su cabeza. Realizaron una tomografía por emisión de positrones (PET) y lo que descubrieron fue impresionante: la actividad metabólica de su corteza cerebral se parecía más al de una persona en estado vegetativo o anestesiada que al de una persona “despierta”.

“Era un paciente realmente inusual”, dice Zeman. Graham sentía que estaba en un estado de limbo atrapado entre la vida y la muerte.”. Se dice que algunas personas con Cotard de han muerto de hambre, creyendo que ya no tenían que comer. Otros han tratado de deshacerse de su cuerpo con ácido, lo que ellos veían como la única manera de librarse de ser “muertos vivientes”.

Incluso los cigarrillos que solía disfrutar ya no le agradan. “He perdido mi sentido del olfato y mi sentido del gusto. No tenía sentido comer porque estaba muerto. Era una pérdida de tiempo hablar como nunca tuviese que decir algo. Yo ni siquiera tengo algún pensamiento. Nada tenía sentido”.

Con el tiempo, y con mucha psicoterapia y tratamiento farmacológico, Graham ha mejorado gradualmente y ya no está bajo el control de la enfermedad. Ahora es capaz de vivir de forma independiente. “Su condiciónha mejorado y ha aumentado su capacidad para disfrutar de la vida, dice Zeman.

“No puedo decir que he vuelto a la normalidad, pero me siento mucho mejor ahora”, dice Graham. “Ya no siento que estoy clínicamente muerto”. Y la experiencia ha cambiado sus sentimientos acerca de la muerte? “Yo no le tengo miedo a la muerte”, dice. “Pero eso no tiene nada que ver con lo que me ocurrió – que todos vamos a morir algún día – yo sólo soy muy afortunado de estar vivo ahora.”.

 

Fuente: newscientist.com / fogonazos.es
Síndrome de Cotard - Están convencidos que están muertos El doctor Steven Laureys estaba en su despacho de la Universidad de Lieja, en Bélgica, cuando recibe una llamada de su secretaria. "Es realmente importante que venga a hablar con este paciente", le dice muy agitada. "Me está diciendo que está muerto". El paciente se llama Graham, tiene 48 años y un buen día en el 2004 se levantó de la cama con la convicción de que había fallecido. Unos meses antes había intentado electrocutarse, metiendo un cable de luz en la bañera, y ese episodio le provocó una depresión que desembocó en lo…

Review Overview

0

User Rating: 3.8 ( 1 votes)

About coraly

Autor: Coraly Toro; Blogguer, Graphic Designer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*